Saltar al contenido

Jardín zen interior.

Acabas de llegar al sitio perfecto para desconectar. Has llegado al rincón de los jardines interiores zen.

Comprar tu jardín zen Interior 

Haz tu mismo tu jardín interior

Si tienes un espacio concreto o quieres personalizar tu jardín al máximo te dejamos aquí todos los materiales que vas a necesitar.

¿Porqué tener un jardín zen interior?

En la actualidad la mayoría de las personas vivimos en bloques de edificios, con lo que muy pocos tenemos espacios exteriores como terrazas o jardines. ¿Pero esto tiene que ser un impedimento para que podamos disfrutar de nuestro pequeño rincón de relajación y meditación?

Nosotros creemos que no y por ello nos apasionan los jardines zen. Porque al ser jardines secos no hay ningún problema en tenerlo dentro de casa o de tu oficina. Así que ya no tienes excusa para poder armar un pequeño oasis de la tranquilidad dentro de la estresante ciudad y ese oasis será tu jardín zen interior.

Ventajas de tener un jardín zen interior.

Estos jardines se adaptan a cualquier tamaño, desde jardines dentro de una cristalera enorme, hasta jardines zen debajo de la escalera.

La cuestión es aprovechar cualquier hueco si vas mal de espacio, o aprovecharte de su belleza para darle peso en tu decoración, ya que los jardines zen aportan equilibrio, tranquilidad, buen gusto y un toque exótico.

Además de las ventajas que aportan a nivel estético y de lo flexibles que son en cuanto a tamaño, te permiten ser muy creativo a la hora de montarlo, ya que las posibilidades son infinitas. Puedes jugar con tipos de arena o piedrecitas, con la forma y posición de las rocas, con los dibujos de la arena, con si pondrás o no agua y un largo etc.

Es el sitio ideal para meditar o simplemente poner la mente en blanco y tener un rato para ti. Incluso si practicas yoga los jardines zen son perfecto para observar o estar sobre ellos mientras se practica, ya que te permite transportarte al sitio que representan como el mar o una corriente de agua, haciéndote sentir en la mas profunda de las calmas y estando en conexión con la naturaleza sin salir de tu piso.

Por último, una de las ventajas que tienen los jardines zen interiores es que no están expuestos al tiempo. Esto es bueno por 2 cosas, la primera es que siempre podrás usarlo aunque llueva o haga frío. Y la segunda es que necesitará menos cuidados ya que no se estropearán ni les caerá tanta suciedad como si estuviera en tu terraza.